“Estoy cansado de estudiar, quiero terminar la facultad ya mismo”, me dijo mi hijo mayor casi Licenciado en Administración. Entonces, para darle ánimos, le contesté: “Fuerzas, que el título universitario vale la pena. Si preguntas a los adultos muchos te van a decir que se arrepintieron de no haber estudiado algo en la Universidad, de no haberse esforzado para obtener un título superior en un área que les apasiona”. “Pero mami, lo que pasa que arrepentirse es gratis”, me contestó.

¿Cómo es eso que arrepentirse es gratis? Claro, si miramos para atrás seguro que nos arrepentimos de no haber hecho un esfuerzo ulterior para lograr alguna meta, de no haber persistido sin abandonar, porque ahora arrepentirnos no nos cuesta nada. Pero ¿quien sabe si puestos en el mismo lugar hubiéramos encontrado la fuerza para seguir u optado por alternativas diferentes, más difíciles? Una vez superado el momento, arrepentirnos no nos cuesta nada, nos sale gratis.

Me parecieron bastante ciertas sus palabras, nunca lo había pensado así. Después mi hija menor me dijo: “Pero mami, eso es saber popular: ¡arrepentirse es gratis! Todos lo saben”.

Lo que deberíamos hacer es aprender de nuestras elecciones pasadas, repensarlas, analizarlas para conocernos mejor. Analizar nuestras emociones, el contexto, el porqué de nuestras decisiones y sus consecuencias nos permitirán capitalizar la experiencia para la próxima vez. Quizás así tengamos menos cosas para arrepentirnos, aunque sea gratis.

flores de arrepentimiento

¿Me invitas a un café?

Si te gusta mi página o te resultan interesantes mis artículos, puedes ayudarme a crecer y seguir manteniendo los contenidos.

¿Me invitarías a un café mientras me lees? ☕

¿Con ganas de seguir leyendo en CONSUMO RESPONSABLE?

Te recomiendo estas entradas:

¿Qué propone el decrecimiento? ¿Qué es?

Lo que mal empieza….puede terminar excelente, ¿por qué no?

CUMPLEAÑOS DE CONSUMO RESPONSABLE: tres años del blog

A %d blogueros les gusta esto: